Almendra

Ella domina todo desde arriba del calefón...
          No hablo esta vez de la primer banda creada por el mítico Luis Alberto aunque bueno, en realidad un poco que sí también. Pero Almendra es también el nombre de una gata que me hizo reconciliar con este tipo de animal. 

Es que siempre odié a los gatos o mas bien, les tenía miedo a pesar de que en mi niñez (uno que en mi memoria infantil era de color celeste), convivía con uno en el techo de mi casa porque mi perro no dejaba que se acerque ni siquiera a unos metros en el patio.

Recuerdo también lograr acercarlos a casi un metro de distancia sin que se violenten por el afecto que me tenían pero 
volviendo a Almendra, su gran logro conmigo se debe a que es una gata atípica (hasta por su raza), porque nunca tuvo un gesto (ni uno solo) de violencia.

Hagas lo que le hagas ella mantiene siempre la calma. Aún con Margarita que a veces la llevó a cierto límite de paciencia. 
En fin, todos decimos que nuestra mascota es diferente aunque sea en algún detalle.

O quizá sea su nombre rockero y místico que hace que todo lo que tenga en algo que ver con Spinetta sea así, distinto...



Aunque para hoy el audio suene horrible, 
Fermín es una canción de una belleza irreal.. 



Aunque si fuera por el nombre de su raza, la canción indicada sería ésta, 
una canción de Los Ramones que prefiero por los Red Hot...

Peores portadas de discos del mundo (parte 2)


          Dicen que nunca segundas partes fueron buenas y quizá este sea el caso también. Pero estas portadas bizarras también merecen justicia escrita.

Pequeños atentados a la vista, al buen gusto y por que no, también al gusto auditivo en el 99% de los casos. Puse muchos ejemplos, sí, pero es para que no esperen una tercer entrada...



Para mí una agüita sin gas nada más master...

¿Donde la enchufa?
¿Dónde está sentado?


 Te saca hasta el hambre...


O como tratar de ser estrella de rock
con el peinado de Drácula...



 Música fresca y de fácil digestión (es malo el comentario, lo sé,
pero nunca tanto como la portada misma)


Difícil para hacer el efecto en esa época
 sin photoshop eh, valoremos algo...


Bajo... el alcohol...


Si no se hubiese sacado el zapato,
no era una foto mala eh...


 Y seguro que la última también...

No quiero saber cual de los dos es Marilyn
y menos aún sus testimonios de amores...

 Piel, gesto, pose, actitud, mirada, vestimenta
 y todo lo que quieras de nena...



Entonces me hago a un lado...

Julio Cortázar y la simbiosis con su Bánfield

Mural frente a lo que era su casa en la calle Rodriguez Peña


            Recorrida por alguno lugares que lo recuerdan en el barrio de su infancia, Bánfield, que lo tiene presente y que no fue el único lugar donde vivió en la Argentina (pero esa será otra entrada).

Ya desde al estación de trenes nos recibe con una imagen casi bíblica (foto a la izquierda), demostrando la veneración de la gente hacia su figura.

Un busto de él será lo próximo que suceda con respecto a él en esas calles del sur de Buenos Aires y las fotos, son adornadas con sus propias palabras en referencia a su barrio.

            “Bánfield es el tipo de barrio que tantas veces encuentras en las letras de los tangos.

Recuerdo que tenía una pésima iluminación que favorecía al amor y a la delincuencia, en partes iguales. Y que hizo que mi infancia fuera cautelosa y temerosa por el clima inquietante que hacía que las madres se preocuparan cuando salías.

Pero al mismo tiempo era para un niño un paraíso, porque mi jardín daba a otro jardín. Era mi reino”.


Pluma que alude al escritor que engalana este barrio.

Un bar en el centro lo recuerda
con su palabra emblema
            “En el fondo de mi casa había un jardín lleno de gatos, perros, tortugas y papagayos: un paraíso.

Pero en este jardín yo era Adán, en el sentido de que no conservo recuerdos felices de mi infancia, demasiadas tareas, sensibilidad excesiva, tristeza frecuente, asma, brazos rotos, primeros amores desesperados.

Mi cuento “Los venenos” tiene mucho de autobiográfico. Sin embargo ese era mi reino y he vuelto a él, lo he evocado en algunos cuentos, porque aún hoy lo siento muy presente, muy vivo”.



Lugar donde estaba su casa, hoy un nuevo chalet.


            “Un pueblo, Bánfield, con sus calles de tierra y la estación del Ferrocarril Sud, sus baldíos que en verano hervían de langostas multicolores a la hora de la siesta, y que de noche se agazapaba temeroso en torno a los pocos faroles de las esquinas, con una que otra pitada de los vigilantes a caballo y el halo vertiginoso de los insectos voladores en torno al farol”.

Mural en la pared de un colegio sobre Avenida Yrigoyen.


En calle Maipú, haciendo referencia a su cuento "Axolotl"


El colegio donde él concurría (mudado 4 cuadras del lugar original),
hoy lleva su nombre.

¡Kubrick!




Extrañaba no poder escribir algo de mi director de cine favorito de todos los tiempos. Y la excusa me la dan los homenajes continuos que se le hacen año tras año con respecto a su figura y a su obra.

Esta vez fueron 60 los artistas contemporáneos que le rinden tributo tomando algún personaje, escena o incluso al propio Kubrick con total libertad, sin ningún requisito previo ni de escena, ni situación, ni de personaje.

Reimaginación se llama el subtítulo del tributo (llamada la muestra en realidad Kubrick, an Art Show Tribute)
con artistas que por su edad seguro que no vieron ninguna de sus películas en el cine. Me alegra que Kubrick siga influenciando hoy en día a todas las ramas del arte. 

Expuestas y a la venta en una galería de San Francisco, les dejo una muestra de algunas de mis imágenes preferidas y la galería completa para el que le interese, la encuentran aquí



La controvertida orgía de La Naranja en 3D.




Peter Sellers y sus 3 personajes en Dr. Strangelove




El gran Jack en la película mas elegida en el tributo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...